About us - ¿Quiénes somos? (Versión española)

¿QUE ES ESFUERZO CRISTIANO?

El Esfuerzo Cristiano es un ministerio centrado en Cristo, orientado a jóvenes, que asiste a la iglesia local en alcanzar jóvenes con el evangelio de Jesucristo, discipulándolos en la fe cristiana, y equipándolos para el ministerio Cristiano y poder servir en sus iglesias locales, comunidades y el mundo. Su alcance va mas allá de las fronteras denominacionales, culturales, raciales y geográficas.

  • EL Esfuerzo Cristiano es parte de una iglesia local que determina: el contenido teológico, los programas, actividades y relaciones.

  • El Esfuerzo Cristiano esta basado en un principio de “aprender haciendo” en el que los jóvenes, bajo la dirección de lideres adultos, aprenden primero a participar para luego liderar sus propias reuniones.

  • El Esfuerzo Cristiano es un ministerio inter-generacional que está dividido en grupos por edades, similar a otras actividades educativas cristianas dentro de la iglesia local. Los modelos pueden variar en diferentes partes del mundo.

  • El Esfuerzo Cristiano usualmente se reúne una vez por semana para reuniones de oración y debate, y al menos una vez al mes para actividades recreativas, de alcance y misión. El Esfuerzo Cristiano fomenta a que cada grupo realice un Servicio de Consagración al mes (durante una de las reuniones semanales) para tener respuesta y compromiso de cada miembro.

¿CÓMO EMPEZÓ TODO?

El primer grupo de Esfuerzo Cristiano fue organizado el 2 de febrero de 1881, en la Iglesia Congregacional Williston, Portland, Maine, USA, bajo el liderazgo del pastor Francis E. Clark, y su esposa Harriet. Nació tras una semana de servicios evangelísticos donde entre 20 y 30 jóvenes aceptaron a Jesucristo como su Salvador. Antes del termino de la primera reunión, 57 personas firmaron la constitución y el convenio, cuya esencia esta expresada en las palabras iniciales del ”Voto del Esforzador“.

El primer grupo de Esfuerzo Cristiano revitalizo a los jóvenes de la Iglesia Williston, mas haya de cualquier expectativa. Nació para suplir la necesidad de la iglesia local, resultó tan positivo que otras iglesias comenzaron a replicarlo con resultados igualmente emocionantes.

El Esfuerzo Cristiano creció de la necesidad una iglesia en particular de cimentar a sus jóvenes en la fe cristiana y devoción a Cristo. La Unión de Esfuerzos Cristianos nació de la necesidad de compartir con otros el plan del Esfuerzo Cristiano y, para mutuo enriquecimiento que proviene de la confraternidad con otros creyentes.

ALCANCE MUNDIAL

A medida que el movimiento se extendía a otras partes, muchas uniones nacionales fueron formadas. La Unión Mundial fue organizada en 1895 para coordinar las actividades de los Esfuerzos Cristianos alrededor del mundo.

Los Miembros de la Unión Mundial incluyen: el presidente, cinco vice-presidentes regionales, un secretario general y un tesorero. No hay trabajos remunerados a tiempo completo por lo que la mayoría del trabajo es realizado por voluntarios. La Unión esta dirigida por un Concilio que se reúne cada cuatro años, una Junta de Miembros que se reúne anualmente, y un Comité Ejecutivo que se reúne anualmente. Una Convención Mundial es realizada cada cuatro años.

La Unión Mundial esta financiada por contribuciones anuales (de uniones nacionales e internacionales), donaciones y ofrendas personales, e ingresos adicionales de las convenciones y conferencias.

PRINCIPIOS DEL ESFUERZO CRISTIANO

Los principios guía del Esfuerzo Cristiano delineados por Francis E. Clark, el fundador del movimiento, se han mantenido constantes hasta el día de hoy:

  • Confesión de Cristo
  • Servir a Cristo
  • Lealtad a la Iglesia de Cristo
  • Fraternidad con las personas de Cristo

Estos principios guia han sido expandidos y ampliados a una Plataforma de Principios del Esfuerzo Cristiano, generalmente aceptada y recomendada para un mejor entendimiento y expresión de unidad entre los Esfuerzos Cristianos alrededor del mundo:

  1. Tener un compromiso personal con nuestro Señor y Salvador Jesucristo, y aceptación de la Biblia como la Palabra de Dios y la única regla de fe y práctica.

  2. La obligación del pacto manifestado en el Voto del Esforzador como parte esencial y verdadera de la Sociedad de Esfuerzo Cristiano.

  3. Entrenamiento constante para todo tipo de servicio cristiano a través de participación activa en las reuniones devocionales y comités.

  4. Mantener una vida devocional personal, orando y leyendo la Biblia diariamente Fidelidad a la iglesia local a la que pertenecemos y nuestra denominación.

  5. Tener la ciudadanía Cristiana, promover paz y buena voluntad entre las naciones. Fomentar la fraternidad interdenominacional, internacional e interracial a través de convenciones, conferencias y otras actividades unidas.

  6. Evangelización del mundo para Cristo, como testigos personales, así como dirigidos por las iglesias y sociedades misioneras.

  7. Adherencia al lema del Esfuerzo Cristiano: “Por Cristo y por su Iglesia” Reconocer que no es competencia del Esfuerzo Cristiano el legislar la conciencia individual.

VOTO DEL ESFORZADOR

“Confiar en el Señor Jesucristo, como nuestra fortaleza. Le prometo a Él que me esforzare por hacer lo que fuere que Él quiera que yo haga; hare una regla de mi vida el orar y leer la biblia cada día, y el apoyar el trabajo y los cultos en mi iglesia en todos los sentidos, en la medida en que sea posible, a lo largo de mi vida, me esforzare por llevar una vida cristiana.

Como miembro activo prometo ser consecuente a todas mis responsabilidades; estar presente y participar, aparte de alabar con mi voz, en cada reunión de Esfuerzo Cristiano, a menos que me sea dificultoso hacerlo debido a alguna razón, razón que puedo conscientemente entregarlo a las manos de mi Seño Jesucristo. Si me viere forzado a ausentarme de la reunión mensual de consagración de la sociedad, en lo posible, mandare al menos un verso de las Escrituras para que sea leído al momento que me nombren al pasar lista.”

(Este “Compromiso de Miembro del Esfuerzo Cristiano” y la “Plataforma de Principios del Esfuerzo Cristiano” están dados con el objeto de promover el entendimiento y la unidad y no es obligatorio para las uniones nacionales.)